sábado, 13 de marzo de 2010

Errores

El otro día, no recuerdo que estaba leyendo, que pensé: Qué acto más grande de estupidez sería el engañar a alguien que te entienda y realmente te aprecie por cómo y quién eres sin importar nada. Eso, trajo a mi cabeza cosas que no recordaba. Un pequeño detalle que había olvidado. Sip, lo he hecho... Me dije.

No estoy orgullosa de ello, es de esas cosas que no vale la pena ahora pensar en el "Que hubiera pasado si" o "Que hubiera pasado si no". Lo más triste del asunto, es que según recuerdo, uno lo hace por inseguridad. Si, por inseguridad, que demuestra aún más lo bruta que era en ese tiempo. Además, la inseguridad y la inmadurez van juntas de la mano. Al menos, eso creo. Pasadas experiencias lo comprueban.

¿Si lo haré de nuevo? No lo sé, como dice el chico del "Guardián entre el Centeno": ¿Cómo sabe uno lo que va a hacer hasta que llega el momento?

1 comentario:

Winterchaos dijo...

Uhm.. hay que hablar =/